Quien.NET

Biografía de Alejandro Magno - Quién fue




A diferencia de muchos colegas de su época y de posteriores, que se sientan en su trono a esperar las noticias que les llegan de sus jefes militares dando cuenta de los nuevos territorios anexados o de las derrotas obtenidas, él, Alejandro III de Macedonia, Rey de Macedonia, Gran Rey de Media y Persia y Faraón de la Dinastía Macedónica de Egipto, más conocido como Alejandro Magno, pasaría a la historia de la humanidad por hacer precisamente lo contrario…Alejandro Magno dueño de una capacidad militar envidiable, heredada directamente de su padre, Filipo II de Macedonia, se puso él mismo al frente de cada una de sus tropas y poco a poco, a fuerza de triunfos rotundos, se convirtió en uno de los más heroicos conquistadores de la antigüedad, que más tarde, despertaría la admiración de otros pares como ser Julio Cesar o Napoleón Bonaparte, quienes procuraron seguir sus pasos…

Alejandro habría nacido un 20 0 21 de Julio del año 356 A.C. en la ciudad griega de Pella; era hijo de Olimpia y de Filipo II de Macedonia, quien se ocupó de preparar desde muy pequeño a su hijo para cuando le llegase la hora de reinar; no solo le transmitió experiencia militar sino que encomendó su formación intelectual a uno de los más importantes filósofos de la época, Aristóteles.

Cuando su padre fue asesinado en el año 336 A.C., Alejandro, de tan solo 20 años de edad, de inmediato asumió su responsabilidad heredada. En los primeros tiempos dedicó toda su fuerza a imponer su autoridad sobre los pueblos sometidos a Macedonia, los cuales, aprovechando el deceso imprevisto de Filipo, se habían rebelado.

Una vez superado el paso anterior, en el año 334 A.C, Alejandro, continuaría la truncada empresa llevada a cabo por su padre: una acción super ofensiva contra el Imperio Persa. A pesar de disponer de un ejército pequeño, Alejandro, se impuso a sus enemigos, gracias a su coraje, su genio y su superior organización y adiestramiento militar, aunque, nobleza obliga destacar también, gracias a una herencia de papá: la táctica de la línea oblicua.

Con este “plan”, Alejandro comenzó a sumar territorios: Siria, Fenicia, Egipto, Mesopotamia, Susa, Persépolis. Partia, Aria, Aracosia, Drangiana, Sogdiana y Bactriana, Asia Central, Afganistán, entre otros.

El contacto directo que Alejandro estableció tras la conquista del Imperio Persa, le permitió descubrir el importante grado de civilización con el cual contaban éstos y desechar sus ideas de pueblos bárbaros. Así es que decidió unificar las dos civilizaciones: griegos y persas bajo un mismo imperio que diese lugar a una nueva cultura de síntesis.
Algunas de las medidas que estableció fueron la integración de un enorme contingente de soldados persas en su propio ejército, el matrimonio simultáneo entre griegos y persas, hasta él mismo se caso con dos princesas orientales.

Además, al mencionado estado de cosas se le añadió la unificación monetaria que abrió las posibilidad de un mercado grandioso, también se impulsó el comercio con expediciones geográficas, se construyeron carreteras y hasta canales de riego. Se impuso al griego como lengua común y 70 nuevas ciudades verían la luz.

Lamentablemente, estos enormes cambios no llegarían a consolidarse completamente como consecuencia de la temprana muerte de Alejandro a los 33 años de edad, en el 323 A.C. El imperio no pudo sobrevivir a su creador, especialmente porque no había nadie dotado de su experiencia y de su carácter para afrontarlo, así es que tras su muerte se sucedieron las luchas sucesorias en las cuales morirían sus hijos y esposas, quedando el imperio repartido entre sus generales.

>> Historia - Siguiente >>



Si la nota fue útil, ayuda con un Me Gusta, GRACIAS



Fotos sobre esta nota. Haz clic para ampliar
por Quien.NET

Comentarios de la nota

2004 a 2012 · Prohibida la reproducción sin autorizacion ·

  • Privacidad
  • · Acerca