Quien.NET

Biografía de Atenea - Quién es

En el panteón griego supieron reunirse los dioses más trascendentes de la mitología de la Grecia clásica, en tanto, Atenea, también llamada Palas Atenea, es una de las deidades que ha ocupado un lugar destacado en él y en ello ha tenido que ver las categorías que le ha tocado representar: la guerra, la sabiduría, la civilización, la estrategia, las artes, la habilidad, la estrategia y la justicia.

Diosa griega de las artes, la guerra, la civilización y la sabiduría, con una especial inclinación hacia esta última

Sin embargo entre este vasto universo de representaciones que tiene a su cargo, sin dudas, destaca el de la sabiduría, que implica la disposición por parte de un individuo del nivel más alto en lo que a conocimiento se trata.
La sabiduría supone una comprensión profunda y precisa sobre un asunto y es indudablemente una capacidad muy valiosa y positiva que una persona puede disponer, y que a propósito le abrirá el camino en su vida, ya que saber siempre supondrá estar un paso más allá respecto de quienes no saben.

En tanto, a la persona que dispone de un vasto conocimiento sobre artes, ciencias y es capaz de encontrarle soluciones efectivas a los problemas cotidianos se conoce como sabio.

Pero la sabiduría se hace efectiva con el correr de los años y la acumulación de la experiencia por supuesto y también con una ejercitación concreta de la razón.

A la sabiduría y a sus poseedores los sabios es que protegía y revalorizaba esta diosa griega tan importante…

Culto, orígenes y principales leyendas sobre ella

Atenea ha sido venerada en toda la Grecia Antigua y sus zonas de influencia (Asia menor, Península Ibérica, Norte de África y proximidades de la India), prácticamente sin excepciones.

Atenea era la hija favorita de Zeus, quien habría nacido de su mente, completamente armada, luego que Zeus se tragase a su madre, Metis, una titánide poderosa que representaba tanto a la Prudencia como a la Perfidia.

Leer también  Hefesto

Otro de los tantísimos mitos que existen alrededor de Atenea sostiene que ésta era hija de Palas o Palante, un gigante alado a quien más tarde Atenea debería matar por querer atentar contra su castidad.

Pero en estos dos no acaban las especulaciones sobre el origen de tamaña Deidad, sino que hay muchos más, por ejemplo, que era hija de Poseidón y de la Ninfa Tritonis y que tras enojarse con su padre Atenea corrió a los brazos de Zeus para que la haga su hija y protegida.

Entonces, como consecuencia de las diversas hipótesis que existen sobre su naturaleza también surgieron disputas entre diferentes ciudades que se proclamaban como las auténticas patrias que la habían visto nacer: Creta, Tesalia, Arcadia, Egipto y Beocia, entre otras.

Una versión próxima a estos tiempos afirma la veracidad de una de las historias mencionadas líneas arriba, que Atenea era hija de Zeus y de Metis y que había nacido armada desde la cabeza a los pies. Atenea nunca contrajo matrimonio, ni siquiera tuvo amantes, sino que se mantuvo virgen perpetuamente. En la guerra jamás perdió, se mantuvo invicta siempre y a partir de ello se erigió como la patrona de varias ciudades, siendo Atenas, la ciudad griega más destacada, una de esas tantas ciudades que la adoptaron como patrona absoluta.

Asimismo, Atenea protegía a héroes y otros personajes de la mitología. De todas fue la diosa más representada en el arte griego y también la que impulso conceptos como justicia y sabiduría en la cultura popular griega.

Para lograr la mencionada protección de Atenas, Atenea, debió competir contra Poseidón. Según cuenta la tradición, Atenea y Poseidón debían entregar a los habitantes un regalo, luego, éstos decidirían cuál era el mejor y quien resultase electo ganaría el protectorado; Poseidón golpeó el suelo con su tridente e hizo que una fuente brotase de él, situación que les daba no solamente agua sino un medio comercial, aunque, esa agua resultó ser salada y muy mala para ser bebida, con lo cual el regalo de Atenea, un olivo, le reportó a los atenienses madera, aceite y alimento y así se ganó el protectorado de la ciudad griega más importante.

Leer también  Hecateo de Mileto

Entre sus intervenciones más populares se cuentan: fue quien guio a Perseo en su camino a decapitar a Medusa; le enseño a Heracles cómo despellejar el león de Nemea usando las mismísimas garras del león; y fue quien ayudó a Hércules a matar a la hidra de Lerna…

De lo expuesto debemos destacar que esta diosa desplegó un rol sustancial en la antigüedad griega en varios planos, en lo político y en lo cultural, siendo la patrona de la ciudad más preciada y que más produjo en estas cuestiones en la Grecia Clásica.

Rectora de la civilización humana

Y ese acento que se coloca en su costado a favor de la sabiduría se considera que fue la deidad de la civilización humana por excelencia, la que apostaba a favor del desarrollo intelectual del ser humano para que pudiese dejar atrás su rusticidad y su elementalidad natural, y pudiese alcanzar un alto grado en materia de conocimiento, de cultura y asimismo en la realización de diversas tareas que le permitirían lograr una ventaja económica, por ejemplo, incentivando el cultivo del olivo, y el trabajo con la lana, dos actividades que le permitían a los hombres desarrollar un negocio y sustentarse económicamente.

Incluso este perfil civilizador que la caracterizó ha generado que en la actualidad muchas instituciones la usen como símbolo.

Atributos

Los atributos que generalmente acompañaron sus representaciones han sido el casco que lleva en su cabeza, adornado con cabezas de corderos, caballos y esfinges, la égida, una coraza de piel de cabra y un escudo redondo en cuyo centro aparece la cabeza de medusa. Y entre los objetos que se le han consagrado, tradicionalmente, destacan: la serpiente, el olivo, el mochuelo (ave rapaz), la lanza y el gallo.

>> Historia - Siguiente >>


Compartir



Fotos sobre esta nota. Haz clic para ampliar
por Quien.NET

Comentarios de la nota