Quien.NET

Biografía de David (Rey David) - Quién fue

David ha sido un rey muy importante del Reino de Israel cuya obra y vida aparece reflejada en la Biblia, más precisamente en el Antiguo Testamento en los libros del profeta Samuel y en Los Salmos. También, la historia lo recuerda por haber sido el padre de otro rey importantísimo para el pueblo hebreo como fue Salomón.

Rey israelita que gobernó el Reino de Israel en su primer período y se destacó por su valentía y por la unificación del mismo y la anexión de otros territorios

Sucedió al Rey Saúl y fue el segundo monarca del Reino de Israel que conseguiría un hito en la historia del pueblo israelí que fue la unificación del territorio, y más tarde, supo expandirlo hasta llegar a sumar ciudades como Petra, Samaria, Jerusalén y Damasco, entre otras,

Cristianos, judíos e islamistas admiran y veneran a este rey por la importancia que supo desplegar en su tiempo y también por la influencia religiosa de su figura en estas religiones.

Cabe destacarse, que en el idioma hebreo, el nombre David significa “el amado”, “el elegido de Dios”.

El Reino de Israel aparece muy referenciado en la Biblia y se lo divide en dos períodos, por un lado el llamado reino unido y conocido formalmente como Reino de Israel en el que gobernaron Saúl primero, luego David y finalmente su sucesor e hijo Salomón.

Mientras que el segundo período se caracteriza por la ruptura del reino inmediatamente anterior y que solo contó con la parte norte del primer Reino. Finalmente este reino sería conquistado y destruido por el imperio asirio.

El profeta Samuel es enviado por Dios para ungir a David como sucesor de Saúl

Al profeta hebreo Samuel, que además supo ser un juez y militar, se le atribuye en la Biblia haber sido quien en nombre de Dios elige al primero de los reyes del Reino Unido de Israel, Saúl, y luego hace lo propio con su sucesor David.

Leer también  San Isidro Labrador

David nació en una tribu de Judá, en la ciudad de Belén durante el año 1040 A.C., en tanto, reinó entre los años 1010 y 1003 A.C. en Judá, y luego entre este último año y el año 970, en el que fallece, reinó en Israel.

Mientras vivía con su numerosa familia, llegó hasta su casa el profeta Samuel enviado por Dios y fue allí que fue ungido como el futuro rey, al ver Dios en él una predisposición especial.

La leyenda cuenta que David se destacó desde pequeño por su gran coraje y valentía, incluso se le atribuye un hecho muy valeroso siendo aún un niño, haber salvado a un corderito de las garras de un gran oso. Lo mismo había hecho con una oveja liberándola de las garras de un león.

Su padre se llamaba Jesé y David se ocupaba de atender las ovejas propiedad de su papá. Cuando nació David, Saúl, ya llevaba diez años en el poder.

Atento a las condiciones de David es que Jehová envía a Samuel a la casa de Jesé para buscar al heredero de Saúl.

Luego que pasen uno a uno los hijos de Jesé ante los ojos de Samuel y de pensar que cada uno era el elegido hasta que Dios lo desestimaba, llega el momento en que Jesé le dice que quedaba el más joven que estaba afuera cuidando a las ovejas, era David, el elegido…

Leer también  Buda

Leyenda de David y Goliat que demuestra su fortaleza

David es recordado especialmente por ser un gran guerrero y un hombre muy valiente. Tal cuestión queda manifestada a pleno en la leyenda de David y Goliat. La tradición cuenta que cuando Israel estaba bajo el mando de Saúl se mantuvo una dura guerra con los filisteos, cuyo líder era Goliat.

Goliat desafió a los israelíes a presentar a su mejor hombre para luchar contra él. Enterado del desafío, David, pide tomarlo e increíblemente contra lo esperado derrota de inmediato a Goliat. Tras ellos conseguiría la confianza del pueblo, pero claro, eso despertó la ira en el Rey Saúl quien mandó a detenerlo.

Una vez que Saúl fue muerto, David, es reconocido como Rey de Judá. Convertido en Rey, David, anexaría varios territorios a su reino como por ejemplo Soba, Edom y las tierras de los filisteos.

Como todo mortal, David, cometería algunos pecados que le traerían complicaciones a su reino y a su poder. Entre las más recordadas se cuenta la pasión irrefrenable que sintió por una de sus esposas Betsabé, en ese momento casada con otro hombre.
David deja embarazada a la mujer y pretende ocultar su pecado de adulterio algo que sería castigado por Dios con la muerte del niño.

Tanto en el Judaísmo como en el Cristianismo y en el Islam existen referencias a David. En el primero, David, fue el responsable de la instalación de un estado judío formal con capital en Jerusalén. Para los cristianos, Jesús, es descendiente de David. Y en el Islam es uno de los más importantes profetas.

Antes de fallecer, el Rey David designó como sucesor a uno los hijos que tuvo con Betsabé: Salomón.

>> Historia - Siguiente >>


Compartir



Fotos sobre esta nota. Haz clic para ampliar
por Quien.NET

Comentarios de la nota