Quien.NET

Biografía de Donald Trump - Quién es

Donald Trump, hasta hace poco tiempo conocido como una simpática y ambiciosa figura del mundo empresarial que se animó a la televisión, ayer, una persona a la que le disparan miles de críticas como consecuencia de sus posiciones en contra de los inmigrantes, las mujeres, entre otros, y a partir de una candidatura que está basada en polémicas y apariciones ridículas, desvirtuando la seriedad de los debates, convirtiéndolos en un una especie de reality show televisivo…

Flamante presidente electo de Estados Unidos en unas elecciones colmadas de suspenso y polémica hasta el final inesperado que tuvieron con Trump ganador…

Y hoy, increíble y asombrosamente para la mayor parte del mundo, este outsider de la política, como a muchos medios le gusta llamar, se ha convertido en el 45° presidente de los Estados Unidos, contra todos los pronósticos, las encuestas, e incluso contra representantes de su propio Partido Republicano, que en las últimas semanas, cuando la campaña llegó a un clímax de violencia y agresión impensado, decidieron retirarle su apoyo.

El masivo apoyo que recibió de electores blancos que están absolutamente descontentos y se sienten defraudados con el establishment le permitió dar el batacazo electoral y derrotar a su contrincante demócrata, Hillary Clinton, que hasta hace algunas horas era la mimada de la elección presidencial, incluso por parte de sus adversarios políticos que no querían que Trump llegue a la presidencia…

Pero al final el magnate lo logró per se, y ciertamente debemos decir que ganó por su propio mérito, para algunos insuficiente y errado, pero efectivo al fin porque luchó hasta el final con sus convicciones y verdades incomodas para la mayoría del mundo, y llegó a cumplir su máximo objetivo: ser presidente de los Estados Unidos.

¿Hay que elogiar o criticar a Donald Trump? Su ambiciosa carrera empresarial merece un reconocimiento, de igual forma que lo está teniendo su papel en la política norteamericana, que esperemos deje de lado la virulencia de la campaña, retome el diálogo componedor para así cumplir los objetivos y demandas de quienes lo votaron y acercar las posiciones con quienes no lo hicieron.

La relevancia e influencia que Estados Unidos tiene en el mundo es impresionante y nada más tenemos que verlo con la repercusión y cobertura que ha tenido esta elección, porque claro, las decisiones de este país del norte tan poderoso influyen irremediablemente en las políticas del resto del mundo…

En su discurso tras haber resultado ganador, Trump se mostró distinto, más componedor y pacífico y señaló que gobernará para todos los estadounidenses, esperemos que así sea… Y otro buen presagio es el acercamiento que mostró el actual presidente Barack Obama al invitarlo a una reunión en la que se presume hablarán de tener una transición pacífica que no afecte la injerencia y tranquilidad del país…

Un americano realizando el sueño americano

Muchas veces hemos oído hablar del american dream o sueño americano, puesto en nuestro idioma español, ahora bien, ¿qué implica esta frase?, a grandes rasgos, el sueño americano, una expresión absolutamente norteamericana, implica la consecución de los objetivos propuestos a base de esfuerzo y determinación en las decisiones…Y si existe un norteamericano que haga gala de tal escenario en su patria, ese es sin dudas el magnate Donald Trump, porque tras el increíble imperio inmobiliario que conformó disponiendo de tan solo una base, Trump, es el mejor ejemplo del norteamericano triunfador que se hizo a sí mismo, a base de esfuerzo y decisiones inteligentes. Y como si esto fuese poco, en esa construcción de sí mismo, Trump, consiguió lo que muy pocos millonarios despiertan en los otros: simpatía… Sin embargo, con su aventura política despertó mucha polémica y descontento entre propios y ajenos…

Donald John Trump nació bajo el signo de Géminis el 14 de Junio del año 1946 en la ciudad de Nueva York, en el seno de una familia perteneciente a la clase media alta. Su padre, Fred Trump, fue un pionero de la construcción de viviendas en su ciudad y gracias a ello amasó una considerable fortuna que más tarde administrarían sus hijos, especialmente, Donald, quien aprendió desde muy joven los principios del negocio trabajando a la par de su padre.

Por decisión de su progenitor, quien creía que su hijo necesitaba conocer de cerca la disciplina, Donald, realizó sus estudios secundarios en una escuela militar. Tras finalizarlos se licenció en la Universidad de Fordham, se especializó en la Universidad de Pennsylvania y coronaría su formación en la Wharton Business School con una Maestría en Administración de Negocios.

La raíz de una herencia que Trump aprovechó y capitalizó

Con tan solo 28 años reemplazó a su padre en el negocio familiar, aunque a diferencia de éste, lo haría crecer hasta límites incalculables…Su primer gran obra inmobiliaria fue la concreción del Hotel Gran Hyatt en su Nueva York. Había arriesgado todo y no se equivocó, porque tras este proyecto llegó el prestigio, el renombre y más y más inversiones que hicieron despegar su nombre y abultar cada vez más su cuenta bancaria…

Pero Nueva York no fue la única “meca” de Trump, Atlantic City, otra ciudad estadounidense, situada en la costa de Nueva Jersey, sería la que terminaría por cerrar un círculo perfecto de fama y dinero. Allí, Trump, construyó tres casinos impactantes: Trump Castle, el Trump Plaza y el Taj Mahal, los cuales no harían más que confirmarlo como el inversor más destacado de su país.

Basta con repasar algunos de los números de su historia para confirmar eso que Trump es el american dream: el yate Trump Princess (29 millones de dólares), una casa en Palm Beach (7 milones de dólares), mansión en Connecticut de 47 habitaciones, un Boeing 727, seis helicópteros, el puente aéreo de la Eastern Company entre Boston, Nueva York y Washington que Trump rellamaría Trump Shuttle y el 5 % de las acciones de American Airlines, entre oootros.

Si bien a comienzos de la década del noventa del siglo pasado varias de sus máximas creaciones comenzaron a tambalear como consecuencia de las crisis financieras, Trump, supo superar la mayoría con la cintura de un gran negociante y gracias a ello su fortuna no se vio seriamente diezmada.

El Aprendiz: Desembarcando en la televisión

En tanto, como buena encarnación del sueño americano que es, Donald, despertó la atención de propios y ajenos que querían lograr aunque sea su mínimo y así es que de inmediato vio otro negocio en la difusión de su experiencia, efectivizada primero a través del libro Trump o el arte de vender y más tarde en el ciclo de televisión The Apprentice (El Aprendiz), un reality show emitido por la cadena de televisión norteamericana ABC en el cual 18 empresarios compiten por la suma de 250 mil dólares más la posibilidad de dirigir una de las empresas de Donald Trump; en las tres primeras temporadas, Trump, fue su alma máter, desempeñándose como presentador, juez, narrador y productor ejecutivo.

En lo personal, durante muchos años, estuvo casado con la ex deportista Ivana Trump, con quien tuvo sus tres primeros hijos y también compartió emprendimientos laborales; tras el divorcio de Ivana en 1990, Donald, se volvería a casar pero esta vez con una actriz, Marla Maples, de quien se divorciaría también y tendría una hija. Actualmente está casado con Melania Trump con quien tuvo un hijo.

Su familia fue un gran pilar en su campaña, acompañándolo en todo momento y lugar, su esposa y todos sus hijos…

En enero próximo asumirá como presidente de los Estados Unidos de manera formal.

>> Historia - Siguiente >>


Compartir



Fotos sobre esta nota. Haz clic para ampliar
por Quien.NET

Comentarios de la nota