Quien.NET

Biografía de Eva Perón - Quién fue




El Partido Justicialista, conocido popularmente como Peronismo también es una de las organizaciones políticas más destacadas de la República Argentina que fuera fundada por el General Juan Domingo Perón en el año 1947 ; por supuesto, Perón, dos veces presidente de la Nación Argentina, fue su cara más visible, aunque el movimiento justicialista desde su origen constó de dos patas fundamentales, como decíamos Perón y por el otro lado María Eva Duarte de Perón, su esposa desde el año 1945 en el cual se casaron.

Ubicada siempre un paso detrás de su esposo, porque como ella no se cansaba de repetir, era detrás de él, sustentándolo donde mejor se sentía, Eva, fue determinante en el armado político que su esposo encabezó, aún más, muchos coinciden en señalar en que sin ella difícilmente el General Perón hubiese podido armar y luego sostener un movimiento político y social que cambiaría el curso de la historia Argentina.

Eva, de laguna manera, fue la cara humana del Peronismo en sus inicios y la que se ocupó preeminentemente del “trabajo de campo”, es decir, de tejer los fortísimos lazos con los trabajadores, a quienes ella cariñosamente llamaba mis descamisados y quienes en definitivas cuentas constituirán la base de la propuesta política peronista.

Pero Eva Perón no tuvo desde pequeña la vocación política que más tarde la haría única y sumamente popular en su país sino que en realidad la primera pasión de esta mujer nacida un 7 de mayo del año 1919 en el poblado de Los Toldos, ubicado en la Provincia de Buenos Aires , fue la actuación. Mientras tanto, sería en la escuela de la localidad bonaerense de Junín, a la cual se mudó la familia Duarte cuando Eva aproximadamente tenía 11 años, en la que Eva comenzaría a demostrar sus dotes de artista.

Cuando Eva alcanzó los 16 años, sintió que ya era de huir del pueblo con dirección a la capital argentina de Buenos Aires para por fin lograr cumplir sus sueños de convertirse en una gran artista y porque no también para huir de ese espacio que siempre la había señalado como consecuencia de ser el fruto de una relación ilegítima entre su padre Juan Duarte y su madre Juana Ibarguren. Eva sufrió profundamente por la discriminación que recibió por ser una hija ilegítima, por tanto, años más tarde, cuando su voz fuese una de las más poderosas del país, se ocuparía ciertamente de evitar que otros chicos siguiesen padeciendo ese estigma que tanto mal le había hecho a ella.

Una vez en Buenos Aires, Eva, comenzó a golpear puertas para actuar profesionalmente y de a poco muchas comenzaron a abrirse; aunque jamás lograría desplegar papeles relevantes, Eva, se haría de un nombre que le permitiría participar como actriz secundaria en películas y también en radioteatros, la novedad que más adeptos reunía por aquellos tiempos.

En el año 1944 Eva conoció al General Juan Domingo Perón y como es de público conocimiento su vida cambiaría por completo. Su carisma y su enorme capacidad para sintonizar con el sector trabajador, pronto, la convirtieron en el puente entre su marido, candidato a presidente de la Nación y justamente la clase trabajadora.

La victoria del General Perón en el año 1946 fue rotunda y por supuesto Eva mucho tuvo que ver en ella, sin embargo, no quiso acceder a ningún cargo público de los ofrecidos y prefirió mantenerse al frente de la tarea social que tantos adeptos le había dado. Desde la Fundación Eva Perón se ocupó de hacerle llegar de modo directo la ayuda a aquellos ciudadanos que más lo necesitaban.

Como destacamos ya, su influencia en el gobierno de su esposo fue vital y de ella resultaron importantes medidas tales como el sufragio femenino, la fundación del Partido Peronista Femenino, la igualdad jurídica de los cónyuges y la patria potestad compartida, entre otros.

A comienzos del año 1950 se le declaró un cáncer de cuello uterino que poco a poco la iría debilitando y la obligaría a resignar muchas de sus actividades. Dos años después, el 16 de Julio de 1952, con su marido elegido nuevamente como presidente de la nación, Eva Perón, fallecía en la ciudad de Buenos Aires.
Su desaparición física debilitó enormemente el poder de su esposo, quien tres años más tarde, en el año 1955, sería derrocado por la Revolución Libertadora.

De todos modos, su legado, conquistas sociales y femeninas, ya había sido absorbido por buena parte de los argentinos que la idolatraron en vida y que tras su muerte siguieron enalteciendo su figura y difundiendo su obra.

>> Historia - Siguiente >>



Si la nota fue útil, ayuda con un Me Gusta, GRACIAS



Fotos sobre esta nota. Haz clic para ampliar
por Quien.NET

Comentarios de la nota

2004 a 2012 · Prohibida la reproducción sin autorizacion ·

  • Privacidad
  • · Acerca