Quien.NET

Biografía de San Benito - Quién fue




Hasta la llegada de su propuesta, la vida monástica en Occidente no existía, ni mucho menos podía aspirar a la autonomía, la mayoría de los monasterios, hasta aproximadamente el siglo V, se encontraban organizados en torno a la Iglesia, por ello es que cuando San Benito de Nursia o simplemente San Benito fundó la orden de San Benito, también conocida como Benedictina, los monasterios autosuficientes comenzaron a ser una realidad en Occidente.

No existen muchas referencias bibliográficas acerca de la vida de San Benito, la más concreta aparece en el segundo libro de los Diálogos de San Gregorio Magno, cuarto Papa de la historia, quien habría reconstruido la vida de San Benito a partir de los testimonios de algunos monjes que lo conocieron.

San Benito nació en el municipio italiano de Nursia en el año 480 y falleció en la Abadía Benedictina de Montecasino, en Roma, el 21 de marzo del año 547. Fue hijo de un noble romano y tuvo una hermana, Escolástica, quien también fue religiosa y se convirtió en santa. Su infancia se desarrolló en Nursia en donde también desarrolló sus estudios iniciales y más tarde sería enviado a Roma para capacitarse en retórica y filosofía.

De Roma se iría prácticamente escapando como consecuencia del desagrado que le produjo la vida caótica y desordenada con la cual los hombres vivían allí. La leyenda cuenta que tras realizar un milagro, San Benito, se asentó en una gruta de difícil acceso, en Affile, para vivir como ermitaño. Tras permanecer allí por tres años, exclusivamente dedicado a la oración y al sacrificio, fue descubierto por unos pastores que hicieron trascender su fama mística. Desde aquel momento era incesante el desfile de personas que se acercaban para pedirle un consejo o dirección espiritual.

En el año 529 recala en Montecasino donde fundará el famoso monasterio que será la casa Benedictina por excelencia y en el año 540 escribirá la regla de los monasterios. Su propuesta consistía en una vida ascética, contemplativa, de oración, silencio y claustro, aunque de todos modos se admitían misiones en colegios y en universidades con el objetivo de difundir el mensaje.

Generalmente, a San Benito se lo representa con el libro de la regla en sus manos, una copa rota y un cuervo con un pedazo de pan en su pico, en alusión al intento de asesinato que habría sufrido. Y se lo considera el patrón de las siguientes cuestiones y actividades: de los agricultores, de los ingenieros, de los archiveros, de los granjeros, de los moribundos, de los arquitectos italianos, de los que padecen enfermedades de riñón, de la Villa de Nursia, entre otros.

>> Historia - Siguiente >>



Si la nota fue útil, ayuda con un Me Gusta, GRACIAS



Fotos sobre esta nota. Haz clic para ampliar
por Quien.NET

Comentarios de la nota

2004 a 2012 · Prohibida la reproducción sin autorizacion ·

  • Privacidad
  • · Acerca