Quien.NET

Biografía de Stalin - Quién fue

Odiado por un sector pero al mismo tiempo y como contrapartida reconocido por otro, Stalin, fue uno de los políticos y dirigentes más destacados de su patria, Rusia, durante el siglo pasado y por ello también se erigió en una de las personalidades políticas más trascendentales del mundo de su tiempo.

Dirigente político ruso, figura clave en la Revolución de Octubre por el bando Bolchevique

IósifVissariónovich Stalin, o en español José Stalin, fue una figura clave del bando bolchevique en la Revolución de Octubre del año 1917 y tras la muerte de Lenin dirigió los destinos de Rusia hasta el año 1953, año de su propia muerte. Aunque es innegable el totalitarismo, la violencia y el terror que impuso en Rusia para mantener su autoridad, también fue el responsable de la conversión de Rusia en potencia mundial.

Orígenes humildes y acercamiento a la militancia comunista

Stalin nació como IósifVissariónovichDzhugashvili, el 18 de diciembre del año 1878 en Gori, Gubernia de Tiflis, Imperio Ruso, en el seno de una familia muy humilde.

Su infancia estaría marcada por la soledad, la pobreza y la violencia dado que su padre, un zapatero alcohólico, acostumbraba a golpearlo al igual que a su madre. Poco tiempo después, Stalin, quedaría huérfano. Estudió en un seminario eclesiástico, pero, sus ideas revolucionarias que ya comenzarían a aflorar, marcaron su despido del mismo.

En su juventud inició su actividad política asociándose a la lucha de los socialistas rusos contra el régimen zarista. En el año 1903, cuando el Partido Socialdemócrata se dividió, se enroló tras las huestes del bando bolchevique que lideraba Lenin. Su fuerte compromiso lo llevó a convertirse en secretario general del Partido Comunista en el año 1922.

Se impone a Trotski en la sucesión de Lenin

El débil estado de salud de Lenin marcó el inició de la sucesión que se disputaría entre los hombres más fuertes del partido, por un lado, Stalin y del otro lado Trotski. Si bien éste último contaba con lo más importante que era la bendición de Lenin, Stalin, se las arregló para sacarlo del medio y quedar él como el hombre más fuerte de Rusia tras la muerte de Lenin. Tras ello, a Trotski no le quedó más que exiliarse en el año 1929 y en 1940 fue asesinado por encargo de Stalin.

Características de su gobierno: autoritarismo y crecimiento económico

Convertido en el mandamás de Rusia en la década del treinta, Stalin, eliminaría todo atisbo libertador y emancipador del proyecto marxista-leninista y establecería una autoritaria y sangrienta dictadura para garantizar su poder.

En materia económica, Stalin, provocaría un hito ya que impuso una economía super planificada y centralizada que desembocaría en la conversión de Rusia en una potencia industrial por sobre la imperante hasta ese tiempo economía agraria. El desarrollo económico que lograría Lenin a partir de esta reforma sería fenomenal, situación que además provocaría la extensión del modelo ruso a otros países.

En tanto, en lo que respecta a política exterior, Stalin, también produjo notables acciones, ya que cuando Alemania violó el pacto de no agresión a Rusia, a instancias de la Segunda Guerra Mundial, Rusia, se unió a los aliados y fue clave a la hora de doblegar a Alemania. Tras esta contienda, Rusia, fue reconocida como una superpotencia.

Comenzada la década del cincuenta, la salud de Stalin se deteriora sufriendo varias descompensaciones, las cuales, finalizarían con su muerte el 5 de marzo del año 1953 en Moscú.

Un hombre amado y odiado y que jamás pasó inadvertido

Como mencionamos al inicio de esta reseña, Stalin, despertó amores y odios al mismo tiempo, muchos más amores podría decirse, porque a pesar de su autoritarismo y de la violencia que supo desarrollar para imponer su ideario y autoridad, muchos lo justificaron y entonces ello no melló en la popularidad que supo conseguir y que lo acompañó durante su gestión y también después de su muerte…

Hoy día cuando se habla de él es imposible que no surjan fuertes debates y discusiones en torno a su figura, especialmente entre aquellos que están a favor y en contra del sistema totalitario que implementó en todos los niveles de la vida como ser la economía, la cultura y lo social.
Para él la gestión era posible solamente con el control absoluto de todo por parte del estado, desde la economía y hasta la vida privada de los ciudadanos, que implicó desarrollar un sofisticado sistema de espionaje para saber qué pensaban las personas. Y por supuesto si la misma arrojaba resultados sospechosos o acuciantes contra el régimen debía ser neutralizado a como dé lugar.

Por caso es que su gobierno estuvo signado por la violencia y la persecución hacia aquellos que pensaban diferente y ello dejó como tremendo y nefasto saldo la pérdida de muchas vidas humanas, que murieron tan solo por pensar diferente.

La represión ejercida desde el propio estado estalinista fue muy grande y ciertamente temeraria y si bien los defensores de los derechos humanos se abruman ante estos hechos y los condenan fuertemente, hay algunos otros que consideran que sin ese ejercicio del poder hubiese sido imposible el crecimiento económico y el surgimiento de Rusia como una potencia mundial admirada y respetada.

Su muerte significó para muchos la salvación y la salida de un proceso que dejó muchas vidas humanas en el camino y que limitó absolutamente las libertades. Pero para otros fue una tragedia porque asociaban a Stalin como el absoluto responsable de los logros antes mencionados.
También debemos decir al respecto de estos últimos, que en esta eficacia en el convencimiento de las masas que lo se estaba haciendo estaba bien, tuvo mucho que ver el fantástico aparato de propaganda que Stalin supo instrumentar.

>> Historia - Siguiente >>


Compartir



Fotos sobre esta nota. Haz clic para ampliar
por Quien.NET

Comentarios de la nota