Biografía de Cleopatra

Es una de las mujeres más célebres de la historia mundial. Su figura y recuerdo están rodeados de mitos y leyendas. Lo cierto es que no pasó inadvertida para nadie, resultado de su belleza, inteligencia y poder. Fue reina de Egipto, una de las civilizaciones más prominentes y ricas de la antigüedad. Sus amores con Julio César y Marco Antonio fueron una cuestión de estado y le valieron el mote de “mujer fatal”. Aunque enamoró a dos romanos, “el imperio”, la despreció por haber desafiado su hegemonía. Su vida fue una de las más reseñadas en biografías escritas, en el cine de Hollywood, la televisión, y el teatro. Y su persona, muy venerada, en países de África, y de creencia islámica, en los que gozó de gran simpatía.

69 a.C.

Habría nacido en Egipto. Formalmente, fue Cleopatra VII y su nombre refiere: “grande como el padre”.

Hija de Ptolomeo XII. Perteneció a la dinastía Ptolomeica, que surgió unos 250 años antes de su muerte, cuando el general Macedonio, de nombre Ptolomeo, recibió Egipto en un reparto de territorios que se hizo tras la muerte de Alejandro Magno.

Según trascendió a través de diversos estudios, su ascendencia no fue exclusivamente griega, sino que se combinó con otras etnias, entre ellas africanas.

51 a.C.

Asumió el trono egipcio. Su padre, le legó el trono en medio de una situación económica estrepitosa, que, en sus 20 años de gobierno, ayudó a reconstruir, a pesar de las amenazas del mundo romano sobre ella.

Como las mujeres no podían, solas, ejercer el gobierno en Egipto, se casó con su hermano Ptolomeo XIII, de tan solo 10 años, y reinaron juntos.

Esa “asociación”, así como la historia de su familia, no estuvo exenta de disputas, traiciones y de asesinatos, todos ellos desencadenados por una encarnizada lucha de poder.

Su hermano conspiró en su contra para correrla del gobierno; ella se marchó a Siria y desde ahí planeó el contragolpe.

48 a.C.

Al mismo tiempo, en Roma, se producía otra pelea por el poder, entre Julio César y Pompeyo.

Las causas se cruzaron, así como las vidas de Cleopatra y César…

El hermano de Cleopatra asesinó a Pompeyo, y luego, César, en la llamada batalla del Nilo, mató a Ptolomeo XIII. Ambos hechos sangrientos terminaron con las controversias y abrieron el camino hacia el poder absoluto, de Cleopatra en Egipto, y de César en Roma.

Las publicaciones de algunos estudiosos, biógrafos e historiadores, coinciden en afirmar que fueron su inteligencia y su poder dialógico los grandes hacedores de su irresistibilidad, especialmente para el género masculino.

Fue una mujer muy independiente para los parámetros de la época. Ella decidió por ella y utilizó su poder seductor a favor de sus necesidades políticas.

Por otra parte, manipuló la religión para ser considerada la reencarnación viviente de la diosa Isis.

Su vínculo amoroso con el general romano Julio César comenzó justamente cuando se alió con él para acceder al trono y disputarle el poder a su hermano y esposo.

47 a.C.

Tuvo un hijo con Julio César, durante su aventura por el Nilo, al cual llamó Cesarión.

El nacimiento del niño causó un tremendo escándalo en Roma, porque los romanos despreciaban la cultura egipcia, y, además, porque César, no había tenido hijos varones con sus dos esposas anteriores.

Se asentó en Roma, en una de las residencias de Julio César, junto a su hijo. César ya detentaba el poder absoluto en el imperio.

De esta manera, Cesarión, quedó a un paso del trono romano, algo que para Roma era inadmisible, que un extranjero, y peor, un egipcio heredase el poder.

44 a.C.

Tras el asesinato de César en manos de un complot senatorial, se marchó de Roma, junto a su hijo, por temor a una represalia de los romanos.

Regresó a Egipto y asesinó a su hermano menor Ptolomeo XIV para cogobernar con Cesarión.

Sin embargo, parecía que, en la vida de Cleopatra, todos los caminos la conducían a Roma, porque volvió a quedar envuelta en otra contienda de poder, y en otro amor romanos.

42 a.C.

Comenzó otra lucha sucesoria entre Marco Antonio, mano derecha de César, y el hijo adoptivo de este último: Octavio.

Se alió con Marco Antonio en contra de Octavio y comenzaron una relación sentimental, de la cual nacieron tres hijos: los mellizos Cleopatra Selene y Alejandro Helios, y Ptolomeo Filadelfo.

31 a.C.

Fueron derrotados por Octavio en la batalla de Accio y tras ese impacto comenzó su final.

Se recluyó en Egipto, mientras Marco Antonio sufrió otra derrota frente a Octavio.

30 a.C.

Se suicidó para evitar sufrir el deshonor de ser exhibida como cautiva por toda Roma. También se especuló que la causa de su suicidio estuvo vinculada al dolor que le produjo la muerte de Marco Antonio.

Tenía 39 años al momento de morir. Como establecía la costumbre egipcia, fue momificada

Tras su muerte, Cesarión fue engañado con promesas de poder, por el emperador romano Augusto, las cuales solo fueron una estrategia para acercarlo nuevamente a Roma y matarlo. No tenía más de 17 años al momento de su asesinato.

Sus otros hijos corrieron mejor suerte y cuando murió fueron adoptados por Octavia, viuda de Marco Antonio.

Post-Mortem

Su vida fue, sin dudas, una de las más atractivas para el mundo del entretenimiento y la literatura.

Entre otras producciones escritas y audiovisuales sobre ella, se destacan: la obra Antonio y Cleopatra (1608), del dramaturgo inglés William Shakespeare; la ópera Julio César en Egipto (1724); y la superproducción de Hollywood Cleopatra (1963), estelarizada por la diva Elizabeth Taylor, en una inolvidable interpretación física y actoral de la faraona egipcia.

Autor: Redacción Quien.NET.

> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.