Quien.NET

Biografía de El Pípila - Quién fue

Pípila es la palabra que en el lenguaje coloquial mexicano se emplea para designar a los pájaros, especialmente cuando se habla con niños. Por caso y por asemejarse su rostro al de un pavo o guajalote es que a Juan José de los Reyes Martínez Amaro, uno de los más destacados insurgentes que participó muy activamente en la Guerra por la Independencia de México, se lo apodó de ese modo

Minero y héroe de la independencia que gracias a su arrojo logró la toma de la Alhóndiga de Granaditas, un sitio clave para derrotar a los realistas

Amaro era oriundo de Guanajuato, donde nació un 3 de enero del año 1782. Durante su juventud comenzó a trabajar en una mina como barretero y con el tiempo se convertiría en supervisor de barreteros.

Cuando en México comienzan a aparecer las primeras manifestaciones de independencia, Pípila, se suma a la cruzada a favor de la autonomía de su patria y entonces se alista en las filas de uno de los líderes de la revolución, el sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla. En tanto, participaría en una de las confrontaciones más sangrientas en este sentido, entre realistas e independentistas, como fue la toma de la Alhóndiga de Granaditas.

Según cuenta la leyenda, Pípila, habría sido quien se ofreció a derribar la puerta de la fortaleza de Alhóndiga en la cual se atesoraban granos para tiempos de escasez. La única manera de ingresar era derribando la mencionada puerta y entonces, Pípila, se colocó una losa en la espalda y a pesar de la balacera a la cual fue sometido se abrió paso con mucha valentía y decisión y quemó la puerta. De esta manera la Alhóndiga fue tomada por los insurgentes.

Sin lugar a dudas, esta acción comprometida y heroica para con la causa lo convirtieron en uno de los héroes máximos de la misma. Desde ese hecho y cada vez que se lo demandó estuvo cerca del bando insurgente para poder completar el objetivo último de la independencia de México.

Cuando se recuerda o aborda el tema de la Revolución independentista mexicana los primeros nombres que surgen son los del mencionado Cura Hidalgo y Costilla, uno de los pioneros en esta causa, también el de José Morelos, Ignacio Allende, Ignacio López Rayón y el de tantos otros patriotas que supieron dar su vida por defender la causa de la autonomía mexicana, sin embargo, entre ellos hubo muchos compatriotas valiosos, arrojados, valientes que inmediatamente se sumaron a la causa de la independencia de México aunque no disponían de experiencia militar o política.

Y ese fue el caso de muchos campesinos que se juntaron a la convocatoria de Hidalgo y el de este humilde minero que a pesar de desconocer muchas cuestiones inherentes a estrategias militares y políticas supo quedar en la historia por haber desarrollado uno de los eventos más valientes de esta historia.

La heroica avanzada de Pípila en Alhóndiga

El objetivo de Hidalgo era la toma de Alhóndiga de Granaditas el lugar en el cual el intendente estaba muy fuerte y donde se encontraban los tesoros locales, dinero, pedazos de oro y hasta alimentos para soportar la resistencia.

El enfrentamiento entre ejército español y los insurgentes fue largo y violento.

Y el máximo héroe que supo concretar el objetivo de Hidalgo que era hacerse de este lugar para así poder tener el control fue Pípila, a quien no le dio miedo colocarse en su espalda una losa y prenderla fuego para ingresar al lugar.
Por supuesto las luchas cuerpo a cuerpo que se sucedieron fueron tremendas y mortales por ambos bandos.
Pero claro, la insurgencia gracias al arrojo de este humilde minero había conseguido dar un paso fundamental en la concreción hacia el objetivo de la independencia de México.

Si este hecho, considerado por muchos bisagra, no hubiese sucedido, seguramente, hubiese llevado más tiempo lograr el objetivo final de declarar la independencia.

Vale destacarse que la independencia mexicana fue un proceso social y político que se desarrolló por un tiempo largo, entre 1810 y 1821, a través de las armas y de hechos como los descriptos.
Movimientos como la Ilustración y las revoluciones de finales del siglo XVIII fueron determinantes en el desarrollo de un pensamiento autónomo en quienes residía en las colonias españolas en América y sentían la opresión de la corona.

Su fallecimiento se produce el 26 de julio del año 1863, se cree que habría sido como consecuencia de los gases y el polvo que aspiró en las minas durante tantos años.

> Historia - Siguiente >>

    Fue útil?

Fotos sobre esta nota. Haz clic para ampliar

Comentarios de la nota