Biografía de Émilie de Châtelet

Tenía 42 años (1706-1749). Émilie de Châtelet fue una científica e intelectual francesa que tradujo al francés y difundió en Europa la obra de Isaac Newton: Principia. También estudió y estuvo muy influida por los trabajos de Gottfried Leibniz y de René Descartes. A los tres los estudió, los analizó y hasta reescribió algunas de sus formulaciones desde una mirada propia. Extrajo los aportes más relevantes de cada uno de ellos y construyó una teoría singular en la cual los unió. Marquesa y dama de la alta aristocracia, ofició reuniones en las que se discutió sobre artes y ciencias. Explicó el concepto de conservación de la energía. Fue una asidua presencia en las fiestas, actividades artísticas y bailes de la fastuosa corte del Palacio de Versalles. Fue amante de Voltaire, entre otros. Disfrutó de su sexualidad, defendió su libertad y rompió todos los estereotipos de la época asignados a su clase social y género.

17/12/1706

Nació como Gabrielle Émilie Le Tonnelier de Breteuil en París, durante el reinado del Rey Sol (Luis IV). Su familia amasó una cuantiosa fortuna y consiguió prestigio social a través de las finanzas y la diplomacia. Su padre fue designado por el rey de Francia como introductor de embajadores.

Desde pequeña demostró una curiosidad atípica y natural por el saber. Sus padres animaron ese perfil y le brindaron una educación amplia y que satisfizo su demanda de conocimientos científicos e intelectuales. Incluso, gracias a su posición social, gozó del privilegio de contar con profesores particulares de renombre.

1716

A los 10 años ya leía a los grandes filósofos y poetas de la antigüedad clásica romana y griega: Aristóteles, Virgilio y Cicerón, entre otros, y estudiaba matemáticas y metafísica, una realidad bastante infrecuente para una niña de su época y de su edad.

A los 12 años dominaba varios idiomas: inglés, español, alemán e italiano y tradujo del latín y el griego varios textos de autores clásicos.

1725

Se casó, con 19 años, con el Marqués de Châtelet que pertenecía a una de las familias nobles más antiguas y tradicionales de Lorena. Tuvieron tres hijos, aunque uno de ellos murió.

Sostuvo durante años una gran afición por las apuestas en Versalles; cuando ganaba usaba el dinero para comprar libros y equipos científicos.

1734

Su marido refugió al filósofo Voltaire en uno de sus castillos cuando éste huyó de la justicia parisina.

Al año se fue a vivir con él e iniciaron un vínculo de por vida, sustentado por el amor, la admiración mutua que se profesaban, y los intereses culturales comunes. Él era 12 años mayor que ella.

En algún momento llegó a vivir con los dos: con su amante Voltaire y con su esposo. Por aquellos tiempos fue muy común que los matrimonios que fueron arreglados tuviesen una “escapatoria” a dicho compromiso ineludible a través de varios amantes.

En los espaciosos salones del castillo de Cirey-Blaise trabajaron, estudiaron y recibieron la visita de diversas personalidades de la cultura y la ciencia.

Otro aspecto inédito fue la creación de una biblioteca, compuesta por más de 10 mil volúmenes que fue la envidia de muchas universidades.

1737

Estudió publicaciones académicas a las que despojó de prejuicios y les aportó su mirada profunda y diferente.

Participó junto a Voltaire de un concurso que promovió La Academia de Ciencias en el que se elegiría al mejor ensayo científico sobre la naturaleza del fuego y su propagación.

Si bien no lo ganaron pudieron publicar sus trabajos sobre la temática.

Su disertación constó de 144 páginas y sobresalió por su análisis y estudios sobre las conclusiones de otros científicos, utilizando únicamente su propia reflexión. Se lo consideró un trabajo adelantado para su tiempo que le reportó el primer reconocimiento de sus colegas.

1740

Publicó la obra Instituciones de la física que constó de tres volúmenes. Uno de los capítulos más valorados ha sido el que abordó el cálculo infinitesimal. El libro lo ideó para enseñarle física a su hijo y resultó ser un aporte valiosísimo para sus contemporáneos, porque hasta ese momento, no había ningún libro, en francés, que permitiese aleccionar a los más jóvenes sobre la física.

04/09/1749

Nació su última y cuarta hija mientras analizaba la teoría de Newton, sin embargo, una complicación del parto terminó con su vida a los pocos días de dar a luz.

Cuando quedó embarazada a los 42 años, supo, que sería muy complejo llevar a cabo el embarazo sin complicaciones y por ello es por lo que comenzó una carrera contrarreloj para terminar de escribir su famosa obra.

El padre de la niña fue su joven amante y poeta Jean-François de Saint-Lambert, a quien había conocido poco tiempo antes en la corte de Lunéville. Ella le llevaba diez años.

10/09/1749

Falleció en Francia, de fiebre puerperal. Tenía 42 años. Su hija murió al poco tiempo.

Autor: Redacción Quien.NET.

> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.