Quien.NET

Biografía de Empédocles - Quién fue

Empédocles fue un filósofo, poeta, y dirigente político de origen griego que vivió en el siglo V A.C., en tanto, la historia le ha reservado un lugar especial dentro de los filósofos, ya que no fue un intelectual tradicional sino que se destacó por sus profecías y la magia que habría sabido manejar y conocer de manera increíble y de avanzada ciertamente.

Filósofo, poeta, mago y profeta griego, a quien se le atribuyen milagros y revelaciones ocultas que lo erigieron en un intelectual distinto en su época

Se le atribuye haber sido el responsable de la concreción de algunos milagros y el pionero en revelar misterios que permanecían ocultos o escondidos hasta que él decidió poner su luz en ellos.

La Antigua Grecia si en algo fue rica lo fue en el conocimiento, más precisamente en la intensa búsqueda de éste que manifestaron muchos de los hombres que vivieron en aquella y lejana época.

Algunos más célebres que otros como los filósofos Platón y Aristóteles, otros un poco menos promocionados, pero es innegable la influencia y el aporte que nos dejó a todos esta parte del mundo.

Orígenes y trabajos

Y Empédocles, filósofo y además político griego que habría vivido entre los años 484 y 424 A.C. fue uno de esos tantos hombres que se ocupó especialmente por cultivar los conocimientos y por empezar a responder algunas de las preguntas que venía haciéndose el hombre respecto del universo, su existencia y el cambio, entre otras cuestiones.

De su vida personal poco se sabe, solamente que habría nacido en Agrigento (actual Sicilia), en el año 484 A.C y fallecido en el año 424 A.C., en Peloponeso, según muchos que abonan la teoría del destierro y que justamente decidió transitarlo en ese lugar, aunque, la leyenda, que no es poca alrededor de Empédocles, señala que en realidad este hombre al que muchos supieron ver como un mago, un profeta, el responsable de milagros y como el revelador de verdades y misterios ocultos, habría arrojado su humanidad al volcán Etna con el objetivo de tener un final digno de la divinidad que ostentaba.

En fin, supuestos más o menos, lo cierto es que Empédocles habría nacido en el mencionado año líneas arriba indicado, en el seno de una familia ilustre de la época, situación que le permitió convertirse en el líder de una agrupación política democrática de su ciudad natal y además ocupar cargos públicos de relevancia.

Su pensamiento

La coincidencia de su propuesta filosófica con la doctrina de Parménides han hecho suponer que fue verdad el encuentro que ambos habrían mantenido en Elea cuando Empédocles viajó hasta allí.

Del total de su obra, escrita en forma de poemas, se conservan solamente Los Políticos, el tratado Sobre la Medicina, El proemio a Apolo, Sobre la Naturaleza y Las Purificaciones.

En tanto, la mayoría de su legado se encuentra impregnado de su teoría de las cuatro raíces; para Empédocles, el agua, el aire, la tierra y el fuego aparecen mezclados en los diferentes entes que existen en la Tierra, en tanto, cada una de estas raíces se encuentran sometidas a dos fuerzas que nos explicarán el movimiento en el mundo, tanto la generación como la corrupción: el amor que las unirá y el odio que por el contrario las separará.

A través de esta propuesta, Empédocles, explicó tanto el cambio como la permanencia en el mundo.

Por otra parte, también sentenció que el hombre es el resultado de estos cuatro elementos también y que la salud consistirá en el equilibrio que se dé entre los mismos; y para explicarnos el conocimiento también echó mano de estos elementos, como los llamaría más tarde Aristóteles, es posible que conozcamos, porque lo semejante conoce lo semejante, entonces, por el fuego que hay en nosotros, podemos identificar el fuego que hay fuera de nosotros.

Asimismo, fue notable la luz que Empédocles trajo sobre temas como la botánica, la zoología y la fisiología, presentando novedosas conclusiones acerca de la evolución de los seres vivos y la circulación de la sangre.

Exilio en el Peloponeso e inmolación en el volcán Etna

Retomando el tema del final de su existencia, teñido de misterio y de suspicacias acerca de cómo fue, porque ciertamente no hay precisas pruebas que lo confirmen, se especula con que en ese afán de misticismo que lo caracterizaba decidió inmolarse y arrojarse al volcán Etna para que sus sobrevivientes y las generaciones venideras lo venerasen cual Dios en ese lugar, y porque no también le atribuyesen la concreción de algunos milagros.

En principio se considera que se exilió en el Peloponeso en los últimos años de vida.

El Peloponeso es una península griega que está unida al continente por el istmo de Corinto, en tanto, este lugar está ligado al conflicto bélico más difundido de la Antigua Grecia, la Guerra del Peloponeso que enfrentó a la Liga de Delos, liderada por la ciudad de Atenas, y a la Liga del Peloponeso, que condujo la ciudad de Esparta.

Este acontecimiento se extendió entre los años 431 y 404 A.C. y terminó con la victoria espartana, y por caso fue contemporáneo a Empédocles.

Respecto del volcán Etna debemos decir que es un volcán que a la fecha se encuentra activo y en constante erupción, en la costa este de Sicilia.

Para los griegos siempre tuvo un valor especial, que claro, se trasladó a través de los tiempos al día de hoy.

En él se encontraban las fraguas, los fogones para calentar el fuego, de Hefesto, dios griego del fuego y de la forja.

> Historia - Siguiente >>

    Fue útil?

Fotos sobre esta nota. Haz clic para ampliar

Comentarios de la nota