Quien.NET

Biografía de Lola Mora

Lola Mora fue una pionera de la escultura argentina. Maravilló al mundo con sus espectaculares creaciones, dotadas de singularidad y de un valor socio cultural que expresaban las inquietudes de muchas mujeres de la época, que promovían, a pesar de la incorrección que ello representaba, la igualdad de oportunidades y derechos para el género femenino.

17/11/1866

Nació en la provincia de Tucumán, en el seno de una familia acomodada que era propietaria de varias estancias, y en la cual su padre destacaba por su influyente rol de comerciante.

Fue hija de un catalán y de una salteña, la tercera hija del matrimonio que totalizó un total de 7.

1874

Inició sus estudios en el Colegio Sarmiento, que por aquel tiempo se lo reconocía como una prestigiosa escuela laica.

1885

Sufrió un tremendo golpe familiar al perder en muy poco tiempo a sus padres, primero a su mamá, quien falleció de neumonía, y a los dos días su padre murió de un infarto.

1887

Comenzó su formación artística de la mano del pintor italiano Santiago Falcucci, quien la instruyó sobre los movimientos romántico y neoclásico que marcaron a fuego, y de punta a punta, su obra artística.

Fue una notable retratista de personalidades de la política y la sociedad tucumana, trabajo siempre remunerado, que le permitió financiar el resto de sus creaciones.

Pintó una serie de 20 retratos en carbonilla de los gobernadores de su provincia, que fueron comprados por el gobierno tucumano.

1895

Viajó a Buenos Aires para poder concretar el objetivo de lograr una beca que le permitiese perfeccionarse en Europa. El presidente José Evaristo Uriburu (1895-1898) le concedió la beca por dos años.

1897

Llegó a Roma y pronto se puso bajo la tutela formativa del pintor Francesco Paolo Michetti quien le enseño a trabajar con terracotta; el escultor italiano Giulio Monteverde fue quien más la influyó y la introdujo en el trabajo del mármol.

Hacia finales de siglo, comenzó su ascenso a la fama en el circuito artístico de su patria y de Europa.

1900

Regresó a la Argentina y empezó a recibir encargos, por parte de los gobiernos provinciales y nacional, que terminaron siendo obras emblemáticas de su repertorio, tal es el caso de la estatua de Juan Bautista Alberdi y La fuente de las Nereidas.

1903

Su monumental obra de las Nereidas causó al mismo tiempo, rechazó y admiración, por la presentación de cuerpos desnudos,

Realizada completamente en mármol blanco de carrara representa a las Nereidas, las ninfas que habitaban el Mar Mediterráneo, participando del nacimiento de la diosa griega Venus.

En 1997 se la declaró como bien de interés histórico nacional.

Fue el resultado de otro encargo, esta vez del intendente de la ciudad de Buenos Aires Adolfo Bullrich.

La esculpió casi en su totalidad en su taller romano.

Se inauguró en el Parque Colón, en las cercanías de la casa rosada, sin embargo, como consecuencia del rechazo y las gestiones de diversas asociaciones moralistas se la terminó instalando en un lugar más alejado: la costanera de Buenos Aires, frente a la reserva ecológica.

Esta etapa de su vida y trabajo se desarrolló entre Roma y Buenos Aires, y viviendo del pago de su profesión.

22/06/1909

Se casó con Luis Hernández Otero, hijo de un ex gobernador de Entre Ríos.

La pareja no funcionó y a los cinco años su marido la abandonó.

1920

Decidió alejarse de la escultura y dedicarse a la novedad que reportaba el cine para ese momento; le dio impulso a un dispositivo que permitía ver cine sin que se oscurezca la sala.

1933

Avanzó su deterioro físico y económico: tenía dificultades para movilizarse y recurrentemente perdía el conocimiento.

17/08/1935

Padeció un ataque cerebral que la dejó postrada para siempre y quedó al cuidado de sus sobrinas hasta el fin de su vida.

7/06/1936

Falleció a los 70 años, en la ciudad de Buenos Aires, como consecuencias de ese ataque cerebral.

17/11/1996. Post-mortem

Se inauguró el Monumento a Lola Mora, en el Parque San Martín, en la provincia de Salta.

En su memoria y a modo de homenaje, se instauró el día 17 de noviembre, fecha de su nacimiento, como Día nacional del escultor y de las artes plásticas.

No podemos soslayar la contribución que realizó en el movimiento feminista de aquellos años, que reivindicaba la igualdad de derechos y de oportunidades para las mujeres.

Hoy estamos acostumbrados a hablar y a gozar de la paridad de género en muchos espacios sociales y laborales, pero en la época de Lola quien encarnaba estos reclamos era considerado poco honorable, y ni hablar si ejercía con absoluta libertad la profesión de escultor que era considerada como un trabajo netamente masculino y no para mujeres como Lola.

Por otra parte, su estrecha vinculación con los gobiernos conservadores le valió un unánime rechazo cuando estos salieron del poder, por ejemplo, su obra La Fuente de las Nereidas fue removida de su lugar y llevada a la costanera sur.

> Historia - Siguiente >>

    Fue útil?

Autor: Redacción Quien.NET
Fotos sobre esta nota. Haz clic para ampliar

Comentarios de la nota