Biografía de Luis XVI

Tenía 38 años (1754-1793). Luis XVILuis XVI fue el último rey de Francia. Gobernó entre 1774 y 1792, año en que fue destituido del poder tras la sucesión de un proceso revolucionario iniciado en 1789, conocido popularmente como la Revolución Francesa. Fue condenado a muerte, en la guillotina, por ser considerado culpable de conspiración contra la libertad pública y atentado contra la seguridad nacional. Su falta de muñeca política a la hora de gestionar la crisis político-económica acaecida en 1780, y la desconexión que demostró respecto de las necesidades de su pueblo que pasaba hambre mientras su esposa, la Reina Consorte María Antonieta, vivía frívolamente en Versalles, cubierta le lujos y protagonizando fiestas, fueron la principal causal de su pérdida de valoración y poder. Antes de ser ejecutado transitó el paso del absolutismo monárquico al constitucional, hasta finalmente ser testigo de la instauración de la República Francesa.

23/08/1754

Nació en el Palacio de Versalles como Luis Augusto de Francia. Fue hijo de Luis Fernando, el delfín de Francia y único descendiente del Rey Luis XV (1715-1774), su abuelo paterno.

Su madre fue María Josefa de Sajonia, la segunda esposa del delfín. Tuvieron siete hijos, él entre ellos.

Recibió el título de Duque de Berry tras su nacimiento. Fue el tercer hijo del sucesor al trono, pero como ninguno de sus hermanos mayores sobrevivió quedó como único heredero de la corona francesa.

Fue un niño saludable al que le gustaba mucho practicar deportes.

Fue un buen estudiante, sin embargo, como nadie lo pensó como posible rey en aquellos primeros años, vivió bajo la sombra de su hermano mayor, hecho que postergó de alguna manera su carácter.

1761

Murió su hermano, a los 9 años, y quedó segundo en la línea sucesoria.

1765

Heredó el título de delfín tras el fallecimiento de su padre a causa de tuberculosis.

Su crianza quedó a cargo del duque de La Vaugayon, un estricto tutor que lo formó en religión, humanidades y moral. Muchos historiadores le atribuyeron a su maestro su característica indecisión y timidez, a quien se le hacía cuesta arriba demostrar decisión y carácter en los momentos más difíciles.

1770

Se casó en Versalles con la archiduquesa austríaca, María Antonia, conocida en Francia como María Antonieta, la hija más pequeña de la emperatriz María Teresa de Habsburgo. El matrimonio fue un arreglo entre las casas reales para fortalecer vínculos entre los franceses y los austríacos. El tenía 15 años y ella 14.

El matrimonio tardó 7 años en consumarse por la timidez del delfín, hecho que dio rienda suelta a un sinfín de especulaciones: impotencia, desamor, entre otras.

1774

Asumió el trono con 19 años, tras la muerte de su abuelo Luis XV, a los 69 años.

La situación política, social y económica que heredó de la gestión de su antecesor fue paupérrima y debió enfrentar graves problemas que demandaban una autoridad firme y sólida, que él claramente no expresó.

1778

Nació la primera hija de la pareja: María Teresa. En 1781 nació el delfín Luis José, en 1785 Luis Carlos, y en 1787 Sofía, que sobrevivió 11 meses.

Pequeños triunfos de su gestión este año: le declaró y ganó la guerra a Gran Bretaña y aprobó el edicto de tolerancia que le devolvió los derechos civiles a los protestantes franceses, tras largos años de ser revocados por Luis XIV.

Su esposa, poco a poco, se convirtió en el foco de atención de la corona, y a medida que trascendieron las noticias sobre sus excentricidades, fiestas y lujos, creció la furia de propios, y especialmente de las clases populares. Mientras ellos reclamaban pan para alimentarse, acusaban a la reina de despilfarrar el dinero del pueblo en lujos, juegos, joyas, costosas vestimentas y más.

El pueblo nunca le perdonó que no haya frenado las extravagancias dinerarias de su mujer mientras el pueblo se moría de hambre.

1780

Estalló una crisis económica, política y social sin precedentes, que desencadenó enfrentamientos internos en su gobierno, y el alzamiento del pueblo que terminó en la famosa revolución de 1789.

14/07/1789

Se produjo la Toma de la Bastilla. Inició el proceso revolucionario en Francia. La emblemática fortaleza cayó en manos de los revolucionarios y fue todo un símbolo de la caída en desgracia del régimen monárquico absoluto y divino que gobernó el país durante varios siglos.

Bajo el liderazgo de algunos sectores de la aristocracia y el clero, se redactó una nueva constitución, conocida como 1791.

La nueva carta magna limitó el poder de la monarquía, es decir, el poder ejecutivo continuó en las manos del rey francés, pero se implementó un poder legislativo, encarnado por la Asamblea Legislativa, que fue elegida por voto censitario, es decir, solamente podían hacer uso del voto una parte de la población que reunía ciertas características.

1792

El gobierno revolucionario entró en crisis. Parte de la nobleza, el clero, el monarca, y su esposa, la reina consorte y heredera del trono austríaco, se aliaron con las potencias absolutistas europeas como Austria y Prusia, quienes se propusieron invadir Francia para liberarlos.

El pueblo advirtió que su rey estaba en complicidad con los invasores y se levantó en su contra en París. Exigió su destronamiento.

El Rey huyó junto a su familia del palacio de las Tullerías.

Solicitó asilo y ayuda a otras potencias europeas pero su situación de impopularidad había llegado a un punto tal que nadie lo ayudó, ni siquiera quienes aún apoyaban la continuidad monárquica.

Fue suspendido de sus funciones, por la asamblea que cada vez copaba más poder y se radicalizaba contra el rey y su familia.

Su caso fue destinado a un tribunal extraordinario encargado de juzgar los delitos en su contra.

Fue encarcelado con su esposa e hijos en la Torre del Temple.

Cayó la Asamblea Legislativa y se convocó a una elección, por medio del sufragio universal masculino, a una convención.

Llegó el fin de la monarquía y el inicio de la República.

La clase burguesa asumió el poder y defendió los ideales revolucionarios, especialmente en la capital de París.

La mencionada convención presentó dos facciones bien marcadas. Por un lado, los girondinos, quienes optaron por indultar al rey, y por el otro, los jacobinos, que representaron la posición más extrema de eliminarlo a través de la pena de muerte.

1792

Fue sometido a juicio y al año fue sentenciado a morir en la guillotina. El suceso causó impacto local e internacional y marcó un cambio de época, sin lugar a duda.

Se lo encontró culpable de conspirar contra la libertad pública y atentar contra la seguridad general del estado francés. La mayoría de los votos decidieron su ejecución.

A partir de ese momento hubo un marcado dominio del proceso revolucionario por parte de la facción más radicalizada.

21/01/1793

Fue ejecutado en la guillotina. Tenía 39 años.

Lo trasladaron desde la prisión de Temple, donde estaba alojado desde que fue detenido, hasta la plaza de la Concordia.

Según dejó asentado en un documento escrito el verdugo del rey, sus últimas palabras fueron: “pueblo, muero inocente”.

Su esposa, la reina consorte María Antonieta, también corrió la misma “suerte”, y fue ejecutada en la guillotina en octubre de dicho año.

Antes sufrió la separación de su hijo más pequeño: el delfín de Francia Luis Carlos.

Frente a la amenaza que significó para el nuevo orden establecido la presencia del “heredero”, aunque sin poder, lo mantuvieron cautivo y fue sometido a todo tipo de vejámenes.

Se tejieron múltiples mitos y leyendas alrededor del niño y el destino que corrió tras el asesinato de sus padres.

Sus captores anunciaron su muerte en 1795.

Autor: Redacción Quien.NET.

> Historia - Siguiente >>

  • luis Mar., 2022

    luis xvI por que quiso traicionar a su pueblo

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.