Biografía de Sanna Marin

37 años. Sanna Marin es una política finlandesa. Militante del Partido Socialdemócrata. Primera ministra de Finlandia en 2019. Tenía tan solo 33 años cuando asumió el cargo. Fue valorada por su esfuerzo y valentía en el ejercicio del poder. Destaca por una equilibrada y para nada corriente combinación de radicalidad, seriedad y frescura. Procede de una familia de clase baja; fue criada por su madre y su novia y trabajó como cajera. Tuvo que enfrentar los prejuicios de la casta política que dudó de su capacidad ejecutiva por su condición y escasos antecedentes. Sorprendió su determinación al cuestionar severamente al mandamás ruso Vladimir Putin. Desplegó una acertada gestión durante la pandemia de COVID, cuestión por la que fue reiteradamente puesta como ejemplo. Su estrategia de ingreso a la OTAN fue inédita y celebrada. En agosto 2022, una filtración de videos privados, grabados durante sus vacaciones, que la muestran bailando efusivamente con amigos, desencadenaron fuertes cuestionamientos a su accionar. Los más críticos le exigieron que se someta a una prueba de drogas. Ella aceptó el desafío y negó ser consumidora.

16/11/1985

Nació en Helsinki. Procede de una familia de clase baja. Siempre destacó que, a pesar de ello, el estado de bienestar característico de su país, y el excelente nivel educativo del mismo, le permitieron progresar y llegar a convertirse en primera ministra.

Sus padres se separaron cuando ella era muy jovencita y confesó que su padre padeció problemas de adicción al alcohol. La crio su mamá junto a su novia, situación que aseguró la llevó a valorar y defender muy especialmente la paridad y la igualdad de derechos para hombres y mujeres.

Estudió Ciencias Administrativas en la Universidad de Tampere y trabajó en una panadería y como cajera.

Integró las juventudes socialdemócratas.

2010

Ingresó al Comité Nacional del Partido Socialdemócrata.

2012

Fue elegida concejal del ayuntamiento, por Tampere.

2015

Fue diputada. Integró la cámara de diputados en el parlamento finlandés.

2017

Fue elegida vicepresidenta de su partido.

2019

Asumió como primera ministra, siendo la más joven de su país, en ocupar el cargo, hasta ese momento.

Anteriormente, entre junio y diciembre de dicho año, fue ministra de transporte y comunicaciones, y a finales de dicho año, fue nominada para suceder a su colega Antti Rinne, quien renunció al puesto.

2020

Gestionó muy bien la pandemia de COVID. Impulsó, a través del convencimiento y no de la coerción, a los ciudadanos, a mantenerse aislados en sus casas, si podían hacerlo; se impulsó a la gente a hacerse la prueba de COVID, y a la par, acordó una serie de reuniones con laboratorios, clínicas y médicos para coordinar una política sanitaria en conjunto.

Es el país de la Unión Europa que se destacó por conseguir el menor índice de mortalidad por COVID.

Se casó con su novio Markus, con quien tuvo una hija.

Fue proclamada presidenta del partido.

2021

Primer cuestionamiento público. Se la criticó porque después de haber mantenido un encuentro con el ministro de relaciones exteriores, que había dado positivo de COVID, de todas maneras, se fue a bailar a una disco.

Pidió disculpas públicas, y en su descargo, comentó que, no había llevado su teléfono laboral, a través del cual se avisó que debía aislarse, y por tanto no se enteró.

Otro escándalo que la rozó directamente fue que su familia utilizó fondos del estado, unos 850 dólares mensuales para pagar desayunos. Ella argumentó que se trató de un acuerdo que se mantuvo de la anterior gestión y a partir de ese momento anunció que ella misma se pagaría sus comidas.

2022

No demostró temor en enfrentarse a las grandes figuras políticas de Europa. Al primer ministro español, Pedro Sánchez, en el marco de la discusión pública por los corona bonos, directamente lo acusó de reclamar constantemente ayudas económicas y de no contribuir con nada para compensarlas.

Por otra parte, dejó la tradicional posición neutral de su patria, e impulsó la candidatura de Finlandia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), a pesar de la resistencia interna de su partido.

En este mismo camino de expresar su repudio a la ofensiva rusa en Ucrania, decidió reducir las visas de los turistas rusos, porque argumentó que, es una contradicción lamentable que mientras los ucranianos se desangran y el gobierno de Putin lleva a cabo una agresiva guerra, los rusos, paseen y disfruten por el mundo como si nada de ello sucediese.

Rompió con años de supremacía de una postura de neutralidad con respecto a Rusia, con quien su país comparte unos 700 kilómetros de frontera. Esta posición estuvo vinculada al temor de recibir una represalia símil a la que ya sufrieron varios vecinos de Rusia, que perdieron la independencia y fueron sometidos a la ocupación rusa.

Asumió una posición absolutamente opuesta a sus antecesores y reconoció públicamente que Rusia despliega acciones autoritarias que lesionan los derechos humanos.

Cabe destacarse que, en Finlandia, el primer ministro se ocupa de la política y la gestión domésticas, mientras que el presidente, Sauli Niinisto, de la política externa. Entonces, dicha intromisión molestó enormemente a Niinisto.

A pesar de este estado de situación, y de pertenecer a diversos partidos políticos, juntos, anunciaron el envío de armas a Ucrania, una medida inédita, si se tiene en cuenta que Finlandia históricamente no mandó jamás armas a países en guerra; también, bajo su mandato, se decidió, salir, progresivamente, de la dependencia energética rusa.

Todo ello, aún a sabiendas, que, en cualquier momento, podía recibir un ataque por parte de Rusia.

Junto a Niniisto es la política con mayor apoyo de su país.

Suecia también se sumó a la decisión de ingresar a la OTAN.

08/2022

Fue cuestionada en duros términos por participar de una fiesta nocturna, de la que se filtraron unos videos, en las que incluso, ella misma, hace alusión a la diversión salvaje que está viviendo con amigos. Muchos finlandeses vieron con buenos ojos que su primera ministra se divierta como una persona común y corriente, sin embargo, hubo otros que le endilgaron la presunta adicción.

Fue interpelada para realizarse una prueba de drogas, que a los pocos días concretó, para acallar las voces más críticas. Negó de plano ser consumidora de drogas y se lamentó por la filtración de las imágenes, que reiteró, pertenecen a la esfera personal.

Autor: Redacción Quien.NET.

> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.